Indícanos tus datos y buscaremos las mejores tarifas para ti.
Inicio » Las 10 multas de moto más frecuentes

Las 10 multas de moto más frecuentes

multas moto

Según datos de la DGT, el balance de este pasado año 2019 ha sido positivo en cuanto a siniestralidad en carretera. El número de víctimas mortales en accidentes de tráfico en vías interurbanas fue de 1.098. Una cifra que, aunque se nos antoje todavía demasiado alta, supone un mínimo histórico. 

La buena noticia es que el descenso se aprecia no solo en cuanto a fallecidos, sino también en el número total de accidentes y de heridos graves. No obstante, por otra parte tenemos que lamentar una subida en cuanto a fallecidos en moto, con 264 víctimas mortales (47 más que en el año anterior), 11 de los cuales conducían sin casco.

Y es que, a pesar de tratarse de la protección principal de los conductores de moto en carretera, de las advertencias y de las elevadas sanciones de tráfico, el conducir sin casco sigue siendo uno de sus principales errores.

¿Cuáles son las multas de moto más comunes?

Con el fin de concienciar al colectivo motorista para que no pongan en peligro su vida ni la de los demás, hemos elaborado una lista de los motivos principales de multa entre los conductores de moto, así como de las sanciones de tráfico a las que nos enfrentamos en cada caso.

1. Conducir sin casco

Tanto para el conductor de moto como para su posible acompañante, el uso de casco homologado es obligatorio principalmente por el riesgo al que nos exponemos si circulamos sin este tipo de protección. 

Además del peligro evidente que supone circular sin casco, nos enfrentaremos a una sanción económica de 200 euros, en caso de que sea nuestro acompañante el que viaja desprotegido, y de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné si el que circula sin casco es el conductor de la moto. En todo caso, se considerará responsable de la infracción al conductor, puesto que lo correcto sería negarse a llevar al acompañante si este no quisiera ponerse el casco.

Las autoridades pueden también inmovilizar la moto y acordar su retirada y depósito, siendo necesario abonar los importes correspondientes para poder recuperarla. 

2. Circular en moto con el seguro caducado

Estar en posesión de un vehículo sin seguro mínimo obligatorio o teniéndolo caducado, supondrá una multa que puede variar entre los 600 y los 3.000 euros. Y las motos no son una excepción.

La cuantía puede depender de varios factores. Será una cantidad mayor o menor dependiendo del tiempo que haya pasado desde la caducidad del seguro, de si nos encontrábamos circulando en el momento de la infracción o de si hemos causado un accidente de tráfico.

Recuerda que aunque no estés actualmente circulando con tu moto, si está dada de alta debe tener un seguro obligatorio asociado, tal y como establece el Real Decreto.

3. No pasar la ITV en el plazo indicado

De la misma forma en que es obligatorio tener el seguro al día, debemos pasar la inspección técnica de nuestro vehículo dentro de los plazos establecidos.

En el caso de las motocicletas es obligatorio pasar la ITV a partir del cuarto año desde su matriculación (hasta el cuarto año, al igual que los automóviles, están exentas). Para los ciclomotores, la ITV es obligatoria cada dos años a partir del tercer año. 

No pasar la ITV de nuestro vehículo dentro del plazo supone una multa de 200 euros.

4. No llevar el carné de conducir o tenerlo caducado

Es bastante más frecuente de lo normal coger la moto sin llevar el carné de conducir encima. Si tenemos automóvil, solemos guardarlo en la guantera o en uno de los compartimentos, pero en el caso de la moto no es así. 

Las sanciones por no llevar el carné de conducir encima, si bien son muy frecuentes, no son demasiado elevadas: tendremos que pagar 10 euros y presentarlo en los siguientes 5 días en el lugar indicado. El importe asciende a 80 euros si circulamos con un carné de conducir con los datos personales desactualizados, o a 200 euros por conducir con el carné caducado

Por último, mucho más grave sería el hecho de conducir sin estar en posesión del carné de conducir, ya que podemos enfrentarnos directamente a una pena de prisión de entre 3 y 6 meses.

5. Circular en moto con menores de 12 años

Según el Reglamento General de Circulación, los niños que nos acompañen en moto deben ser mayores de 12 años. No obstante, existe una excepción, y es que también podrán acompañarnos los niños a partir de los 7 años, siempre y cuando el conductor de la moto sea su padre, madre, tutor o mayor de edad autorizado.  

Por supuesto, aunque se trate de un niño, debe cumplir la normativa: llevará siempre puesto casco abrochado, homologado y de su talla, e irá sentado detrás del conductor (nunca entre el conductor y el manillar, por ejemplo). 

La sanción por llevar a niños menores de 12 años en moto sin autorización, aún cumpliendo el resto de normas de seguridad, es de 200 euros.

6. Conducir con los neumáticos desgastados

El estado de los neumáticos afecta directamente a nuestra seguridad en carretera, por lo que procuraremos que estén en buen estado no solo por la sanción pertinente, sino para evitar riesgos innecesarios.

Para saber cuándo es conveniente cambiar los neumáticos de nuestra moto, podemos fijarnos en sus avisadores: cuando los dibujos salientes de nuestras ruedas (que suelen tener 1,6 mm de altura) apenas se distingan, tocará sustituirlos por otros nuevos. 

Además del peligro que supone circular con los neumáticos gastados, la sanción por hacerlo es de 200 euros.

7. Conducir haciendo «caballitos» o derrapes

Realizar maniobras irresponsables con una moto, tales como hacer el “caballito”, conducir sin llevar las manos en el manillar, o conducir derrapando (lo que se conoce como burnout) conllevan multas económicas que van desde los 100 euros hasta la pérdida de 6 puntos del carné. 

Todo dependerá del tipo de maniobra, de la velocidad, de la distancia recorrida o de si podemos estar poniendo a otras personas en peligro con nuestras acciones.

8. Circular por el arcén de la vía

Cuando nos encontramos en medio de un atasco, podemos vernos tentados a circular por el arcén de la carretera con nuestra moto para adelantar al resto de vehículos parados. 

No obstante, esto nos puede suponer una sanción económica de 200 euros si no podemos justificar el uso del arcén debido a alguna avería, por lo que será mejor armarnos de paciencia y evitar pagar así la multa correspondiente.

9. No usar silenciador en el escape

Circular en vías urbanas e interurbanas con el escape libre y sin el dispositivo silenciador de explosiones en nuestra moto supondría otros 200 euros de multa.

Si bien esta infracción puede que no ponga directamente nuestra vida ni la de otras personas en riesgo, se trata de una acción acústicamente muy molesta y es totalmente sancionable.

10. Aparcar en la acera o usando mobiliario urbano

Por último, una infracción muy común y también muy sancionada, especialmente en ciudades, es la de aparcar nuestra moto en una acera de menos de 3,5 metros de ancho. Tampoco podemos encadenar la motocicleta a algún elemento del mobiliario urbano, como una semáforo, un árbol, o una farola. 

Estas acciones conllevan 30 euros de multa, pero si además aparcamos obstruyendo un paso de peatones, la sanción puede ascender a 200 euros.